RSS

¿Cómo elegir un libro para un niñ@?

01 Feb

 

Niño leyendo un libro

Fuente: Foto de SayLuiiiis en Flickr


Quizá niñ@ y lectura son palabras que no combinan demasiado bien. Ya sabemos que a los niñ@s les encanta moverse, curiosear, trastear y todos aquellos verbos relacionados con el movimiento. Por el contrario, leer es una actividad sin movimiento, excepto para pasar las páginas del libro.

Nosotros pensamos que niñ@ y libro no son incompatibles y por eso queremos animaros a regalar libros a los niñ@s. Nos parece que la lectura puede ser una actividad divertida y muy entretenida para toda la familia.

Dependiendo de la edad del niñ@ habremos de enfocarlo de una manera u otra, ya que si son muy pequeños necesitarán que les guiemos y acompañemos y según vayan adquiriendo soltura con la lectura irán siendo más independientes. NUNCA DEBE TOMARSE COMO UNA OBLIGACIÓN, sino como algo divertido que ayuda a pasar un buen rato.

La lectura aporta muchos beneficios, tanto para los adultos como para los niños. No vamos a entrar a enumerarlos, pero sí queremos remarcar que la lectura ayuda a aprender vocabulario, a conocer cómo viven otras personas, cómo es el mundo, cuál es nuestra historia, etc. Además en el caso de los niñ@s nos ayuda a hablar con ellos, saber qué piensan y qué sienten, ya que los libros reflejan actividades y hechos de la vida cotidiana. Es una buena herramienta para evaluar cómo ve el niñ@ el mundo que le rodea.

Ya sabemos lo importante (y lo que cuesta) captar la atención de un niñ@ y, sobre todo, mantenerla. ¿Cómo podemos hacer para que la lectura enganche a nuestros niñ@s? Neil Gaiman (autor inglés de historietas y fantasía) propone lo siguiente:

  • Interpretar los personajes, poniendo distintas voces y tonos.
  • Utilizar el lenguaje corporal.
  • Escoger libros en papel para poder pasar las páginas.
  • Establecer una rutina, leyendo todos los días.

Los niñ@s son como “esponjas”, con gran capacidad para asimilar lo nuevo. Aprenden imitándonos y repitiendo lo que nosotros hacemos y decimos. Por lo que si nos ven a nosotros leer, ellos nos imitarán y será más fácil inculcarles el gusto por la lectura.

Llegados a este punto, seguro que ya os hemos convencido y os estáis poniendo el abrigo para ir a por un libro infantil a vuestra biblioteca municipal o a la librería de la esquina de vuestra calle. Pero antes de salir por la puerta…
¿Tenéis claro qué libro es el más adecuado? Tranquilos, a continuación os explicamos cómo debe ser un libro infantil atendiendo a la edad del lector.


 

¿QUÉ LIBRO ELIJO PARA MI NIÑ@?

Lo primero que debemos saber es que los lectores infantiles se dividen en:

  • Prelectores: de 3 a 5 años.
  • Ciclo inicial: de 6 a 8 años. Son considerados los primeros lectores.
  • Ciclo medio: de 9 a 11 años.
  • Ciclo superior: de 12 a 15/16 años.

Siguiendo esta clasificación os vamos a explicar las características de los libros, en cuanto a contenido, apariencia, ilustraciones, temática, etc.

 

Prelectores. 3-5 años.

A estas edades todos los objetos constituyen un juguete para ellos, y los libros no son una excepción. En la mayoría de los casos los libros no se usarán para leer, sino para realizar todo tipo de construcciones (torres, puentes, garajes para coches, etc.) y para tirarlos, morderlos y pegar a los demás con ellos. Por todo ello, son libros con encuadernaciones resistentes y tapas duras para que el niñ@ pueda cogerlos sin peligro de romperlos. Poseen bordes redondeados y suaves para evitar que se haga daño con ellos.

Con objeto de captar la atención del niñ@, estos libros tienen unas cubiertas muy llamativas, de colores, brillantes y con distintas texturas apreciables por el tacto (liso, rugoso, suave, etc.).

En este grupo podemos encontrar algunas curiosidades, como libros plastificados que pueden meterse en el agua y que son una buena opción para entretener al niñ@ mientras está en la bañera.

¿Cómo es el contenido? Dado que aún no leen con soltura, los niños se fijan más en los dibujos, colores, texturas, etc. Así que como ya habréis supuesto son libros de imágenes, sin texto o con muy poquito texto, ya que el niñ@ seguirá la historia del libro mediante las ilustraciones. Por lo tanto, las ilustraciones son grandes y de colores vivos. La letra es grande y semejante a la letra manuscrita, que es la que se les enseña en el colegio.

En estos momentos se busca que el niñ@ se sienta reflejado, por lo que es habitual que los protagonistas de las historias sean niñ@s de su misma edad o animales humanizados que se mueven en ambientes familiares como una casa, el colegio, etc. Al ser objetos y ambientes de la vida cotidiana se facilita el aprendizaje de vocabulario nuevo.

Los libros de rimas, canciones y adivinanzas son una buena opción, ya que nos permiten cantar y realizar actividades divertidas con los más pequeños. Los libros que incluyen pegatinas y dibujos para colorear también son una buena distracción, aunque hay que estar muy atentos para que estas pegatinas y pinturas no terminen decorando nuestros muebles y paredes.

 

Primeros lectores. 6-8 años.

Los niñ@s ya son más independientes y responsables en todos los ámbitos. Con respecto a la lectura decir que, aunque aún no leen con soltura, ya empiezan a leer solos y no necesitan que estemos todo el tiempo con ellos.

Siguen teniendo una gran imaginación y no son nada cuidadosos con los objetos, por lo que aún son necesarios los libros grandes y con encuadernaciones resistentes.

A la hora de elegir un libro se fijan mucho en la cubierta y en las imágenes que aparecen en las páginas del libro. Poco a poco empieza a cobrar protagonismo el texto, aunque su principal función es acompañar y servir de apoyo a las ilustraciones para entender lo que se narra. Para que se acostumbren a leer y que cojan soltura, las ilustraciones no deben superar las 2/3 partes del libro.

La lectura les ayuda a incorporar nuevo vocabulario y a afianzar el que ya conocen. Aunque ya hablan con bastante fluidez y tienen un vocabulario más rico, aún les queda mucho camino por delante. ¡Qué nerviosos se ponen cuando quieren relatarnos algún suceso que les ha ocurrido en el colegio! Se lían y no les salen las palabras, lo que aumenta su frustración.

Como aún no dominan el lenguaje, en los libros se utiliza un lenguaje directo, familiar y coloquial. Además las oraciones son sencillas y poco complejas.

Para facilitarles la comprensión la narración sigue el siguiente esquema: inicio, desarrollo y desenlace. De hecho los libros narran una única historia (sin entremezclar varias tramas) y con un final feliz. Al igual que para los prelectores, los personajes son niños y animales humanizados.

¿Qué temáticas podemos encontrar? Hay más variedad de contenidos: trabalenguas, fábulas, cuentos clásicos y populares, adaptaciones de obras literarias, poesías para niños, etc. Una buena manera de engancharles a la lectura es facilitarles libros basados en películas o programas de televisión, porque conocen a los personajes y se sienten identificados con ellos. De hecho al preguntarles sorprende la buena memoria que tienen y la gran cantidad de datos que son capaces de memorizar sobre esos personajes. No se acordarán de dónde han dejado el abrigo, pero de los personajes de sus series favoritas…

 

9-11 años.

Aquí ya estamos hablando de niñ@s lectores. Hablan con soltura y tienen un vocabulario más amplio. Los libros dejan de ser un juguete y de utilizarse para usos distintos al de la lectura.

En los libros ya predomina el texto sobre las imágenes y aunque siguen apareciendo ilustraciones, son de menor tamaño.

Los niñ@s entienden lo que pasa a su alrededor, y ésto se refleja en los libros donde se introducen problemas sociales e ideológicos. Las tramas son más complejas y suele haber más de un protagonista.

¿Qué libros les gustan más? A estas edades suelen gustar los libros de aventuras, policíacos, de terror, históricos, de leyendas y los “libros interactivos” (no olvidemos que estamos en la era digital). Nosotros no, pero ellos están acostumbrados a ver y usar ordenadores, tablets, etc. Las editoriales son conscientes de ello, por lo que en muchos casos estos libros tienen un contenido extra disponible en internet o a través de DVDs y Cds.

 

12-16 años.

Estamos en la adolescencia, periodo previo a la edad adulta. Los chavales ya leen perfectamente, por lo que sus libros tienen un formato y presentación que se asemeja a la de los libros para adultos.

La trama argumental se vuelve mucho más compleja y cuenta con varios protagonistas.

Los libros nos pueden servir para hablar con ellos y saber lo que piensan y sienten sobre temas cotidianos que pueden preocuparles, como las relaciones amorosas o los temas sociales e ideológicos. Les atraen especialmente los libros sobre ciencia-ficción y temas históricos, aunque ya leen de todo.

 

REALIDAD AUMENTADA

No podemos olvidar que vivimos en la Sociedad de la Información y en la era digital, y que nuestros niñ@s están adaptados a este entorno. Estamos en una sociedad muy visual, en la que la mayor parte de la información nos llega a través de la vista. Con el desarrollo de libros interactivos se busca despertar el interés por la lectura en los más pequeños y hacerla más atractiva y divertida.

Es importante buscar libros interactivos que permitan a los lectores infantiles interactuar con los libros a través de mobiles, tablets o Pcs y que ofrezcan contenidos extras como ejercicios y actividades que ayuden a implicarse en la trama. De algún modo se consigue que el libro cobre vida, haciéndolo más atractivo ante los ojos del niñ@.

Como ejemplo, os queremos hablar sobre MagicBook que es una app orientada a niñ@s de entre 3 y 5 años. Su objetivo es permitir que a través de la cámara del teléfono móvil se pueda interactuar con el libro y ver imágenes animadas relacionadas con dicho libro.

  


Fuente: Universo Abierto

   

Bueno, ahora que ya tenéis claro como seleccionar un libro atendiendo a la edad del lector, ya os podéis poner el abrigo e ir a vuestra biblioteca municipal o librería. Id con tiempo y dejaos sorprender por los libros, igual hasta os lleváis uno para vosotros. ¡Os deseamos una divertida búsqueda!

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
AMC Webmarketing

Gestión documental. Arquitectura de la Información. Tratamiento y Recuperación de Información.

AMAIKAPROJECT

Write infinite, be amaika

emartibd

Aventuras en Infolandia

Blog del archivo de El Museo Canario

“…muchos manuscritos, papeles originales, cartas…(…)… forman un copioso aparato, cuyas puntuales citas afianzarán el acierto de la Obra, y la darán peso…”                                                                       Viera y Clavijo (1731-1813)

Bogando en Plentzia

Noticias, eventos y curiosidades sobre remo

Gato Académico

El gato que deberías leer

BIBLIOTECA DEL ARCHIVO REAL Y GENERAL DE NAVARRA

Tablón de noticias, avisos y eventos

etxarblog

biblioteca de Etxarri Aranatz

La guía del archivista

Condiciones físicas y ambientales en los depósitos de archivo

Joaquín Calatayud

Documenlista Digital: Gestión, creación, evaluación, promoción y difusión de recursos digitales

conredocan

Conservación y Restauración del Patrimonio Documental

lamemoriadelospasos

Literatura y viajes

small eyes, big dreams

cool children's books collector

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

El tablón de Nacho

"Los feos, que hagan los recados de noche" Cipriano Nuñez, mi abuelo

A %d blogueros les gusta esto: