La Iluminación en los Archivos y Exposiciones de documentos

Como lo prometido es deuda, seguimos con los factores ambientales que influyen en la conservación de los documentos de archivo. En este post comentaremos algunos aspectos sobre la luz.

En condiciones ideales, los documentos solo deberían exponerse a la luz mientras se usan, aunque ya sabemos que no siempre se puede hacer.

Es muy importante no exponer los documentos a la luz solar directa, ya que ésta contiene muchos rayos ultravioleta e infrarrojos que rompen las cadenas moleculares de las fibras de celulosa. Cuando se necesite consultar un documento es mejor utilizar la luz eléctrica, que es menos dañina y más fácil de controlar en intensidad, aunque también debemos tener cuidado con el calor emitido por estas luces.

Entre los daños que ocasiona la energía luminosa podemos mencionar:

  1. El debilitamiento y friabilidad (fragmentación) de las fibras de la celulosa que puede hacer que el papel se decolore, se vuelva amarillo o se oscurezca, ya que la luz actúa como catalizador de la oxidación.
  2. Las tintas pueden empalidecer o cambiar de color, pudiendo afectar a la legibilidad y apariencia de los documentos.
  3. Los cambios de color en las fotografías y negativos fotográficos, ya que se ve afectada la gelatina de estos soportes.

La intensidad de la luz se mide en lux, mediante un luxómetro o fotómetro. Elegiremos el modelo que mejor se ajuste a nuestras necesidades y presupuesto, solo tiene que cumplir un requisito básico: es necesario que mida con exactitud intensidades bajas (25 a 30 lux).

Los valores aconsejados de luz son:

  • Entre los 50 y 100 lux en depósitos. Se recomienda que aquellos que no estén ocupados por trabajadores o investigadores permanezcan a oscuras, encendiendo las luces solo el tiempo mínimo indispensable. Podemos utilizar interruptores cronometrados o sensores de movimiento para controlarlo.
  • De 200 a 500 lux en salas de consulta. Aquí se recomienda mayor intensidad de luz para poder consultar y trabajar con los documentos.
  • Luz tenue de 50 lux en exposiciones.


 

EXPOSICIONES

La luz juega un papel muy importante en las exposiciones, ya que es una seria amenaza para las obras exhibidas durante largos periodos de tiempo. Cualquier exposición a la luz, incluso por un breve periodo de tiempo, es nociva y el daño que produce es acumulativo e irreversible.

Recomendaciones a la hora de exhibir documentos:

  1. Utilizar facsímiles, en sustitución de los documentos originales.
  2. Evitar exponer permanentemente la misma página. Conviene cambiar periódicamente las páginas que se exponen, por ejemplo, cada semana.
  3. Usar iluminación indirecta y baja, evitando apuntar directamente con focos al documento.
  4. Disminuir gradualmente los niveles de luz a través de una serie de salas para acostumbrar a los ojos de los visitantes a los niveles reducidos de iluminación, de manera que podamos usar lamparas de menor voltaje en la sala donde está ubicado el documento.

Recordad que una limitada exposición a la luz de alta intensidad produce el mismo daño que una larga exposición a luz de baja intensidad. Ejemplo: un documento de papel inestable expuesto a 500 lux durante 1 hora o a 50 lux durante 10 horas sufrirá los mismos efectos.


 

RADIACIÓN ULTRAVIOLETA (UV)

Todas las longitudes de onda de luz son perjudiciales, aunque la radiación ultravioleta (UV) es especialmente dañina debido a su alto nivel de energía. Por lo tanto, todas las fuentes de luz ultravioleta que afectan a las colecciones deben filtrarse.

Por ejemplo, en el caso de ventanas o claraboyas que dejen penetrar mucha luz, se recomienda instalar cortinas, persianas, vidrios teñidos o filtros UV para atenuarla. Cubriremos completamente la ventana o tragaluz para que toda la luz pase a través del filtro. Los filtros UV se pueden comprar en forma de hojas de acrílico autoadhesivas o en una película delgada (usualmente de acetato) que se adhiere al vidrio y se corta a medida.

Laminas para control solar http://www.controlsolar.net/control-solar-lamina-prestige.htm
Laminas para control solar

 

También hay barnices y pinturas que absorben la luz ultravioleta, pero su aplicación es más difícil y se deteriora con el tiempo.

Otro foco de atención son las lámparas fluorescentes. Existen en el mercado filtros UV que se presentan en forma de mangas plásticas blandas y delgadas, o en forma de tubos de plástico rígidos. Hay que adaptarlos al tamaño de la lampara para que no se escapen los rayos UV. Una buena medida de protección es usar lamparas que emitan baja radiación UV en combinación con filtros UV. Actualmente muchas lamparas incorporan la tecnología de los filtros UV por lo que no es necesario añadir los filtros.

Estudios realizados por el Instituto Canadiense de Conservación, señalan que la efectividad de los filtros para lamparas está en torno a los 10 años. En cambio, los filtros de las ventanas suelen tener menos vigencia por estar expuestos a la luz natural durante un mayor número de horas.


 


Bueno, pues con este post terminamos con los factores ambientales que influyen en la conservación de los documentos. Esperamos que os hayan resultado de interés.

¿Qué otros factores ligados al ambiente mencionaríais?

Anuncios

Un comentario en “La Iluminación en los Archivos y Exposiciones de documentos

  1. Pingback: Nuestro Archivo a medida | Mundo Archivistico y Bibliotecario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s